No hay productos en el carrito

Técnica Alexander

La tecnica Alexander enseña a las personas a relajarse y aliviar las articulaciones y los músculos. Se basa en descubrir los patrones de tensión de las personas para poder, poco a poco, desbloquear el cuerpo. Es una técnica pedagógica, de prevención, no una “terapia” curativa. Se trata de educar el cuerpo para mejorar el equilibrio, el rendimiento y la salud.

Es una herramienta muy efectiva que, reduce los dolores producidos por las sobre-tensiones y mejora la postura, dolores de espalda, dolores articulares y un largo etc. Por lo tanto, está indicada para todo tipo de personas.

Se introdujo en la Seguridad Social del Reino Unido (National Heath Service, NHS) en 1996, por lo tanto, no se trata de una técnica “extraña”, sino que es considerada muy recomendable a nivel médico.

 

¡Oferta!

60,00

Vaciar las fechas

Técnica Alexander

Category

Descripción

Técnica Alexander

¿Qué es?
La Técnica Alexander es un método práctico desarrollado por FM Alexander (1869-1955) que ayuda a utilizar el cuerpo con más soltura y menos rigidez. Se puede aplicar en las actividades de la vida diaria, en casa, en la escuela en el trabajo, en el deporte, etc. Los alumnos aprenden a reducir las tensiones excesivas y mejoran la coordinación, la fluidez en el movimiento, el equilibrio y la respiración.

¿En qué se basa?
Está basada en el principio de que cada uno de nosotros funcionamos como un todo. El profesor enseña cómo aprender conscientemente a prevenir los hábitos que nos perjudican (como, por ejemplo: excesiva tensión muscular y esfuerzo a la hora de realizar nuestra actividad diaria). Puesto que éstas tensiones o “agarrotamientos” se producen repetidamente a lo largo de nuestra vida, poco a poco los vamos incorporando y se convierten en parte de ella, los hacemos inconscientemente; es decir: nos perjudicamos sin que nos demos cuenta.

Hacemos de más
El trabajo se basa en detectar exactamente qué es lo que nosotros estamos “haciendo de más” para empezar el proceso de “dejar de hacerlo“. (Por ejemplo: En el caso de dolor de espalda, cervicales o afonía, se observa detenidamente dónde se producen las tensiones que originan la disfunción (muchas veces las sobretensiones no se dan solamente en un lugar concreto, (en este caso en el cuello, lengua o labios) sino que también se producen en todo el resto del cuerpo). Se hace descubrir al alumno cómo él interviene en la disfunción (se le hace consciente de ello) y, poco a poco, se inicia el proceso de “dejar de hacer” esas tensiones excesivas que interfieren en el mecanismo del habla para que paulatinamente ésta se vaya normalizando.

Mejora global
En cualquier caso, sea cual sea el problema o la patología el proceso es siempre el mismo: Mejora del “uso” general de la persona para que los “síntomas particulares” tiendan a desaparecer.”

Reconocida en las instituciones
La Técnica Alexander fue incluida como tratamiento en la seguridad social inglesa (NHS) en 1996 y numerosas compañías de seguros del Reino Unido la han aceptado como tratamiento contra el dolor. ( WPA, Allied Dunbar, Prime Health, Norwich Union, etc.)

¿Quién acude a las clases?

Gran espectro de usuarios
En un principio eran actores, músicos y artistas en general los que llenaban el despacho de F. M. Alexander. No obstante, el efecto de esta técnica en el organismo es tan amplio que se podría decir que todo aquel que tiene “cuerpo” puede beneficiarse de ella, tanto si se sufre dolor, como si simplemente se quiere mejorar el control de uno mismo, o como medio de exploración personal.

Podríamos destacar que en la actualidad se diferencian tres grandes grupos de personas que acuden a las clases:

Quien siente malestar
Personas que sufren dolores o afecciones derivados de la excesiva tensión: dolores de espalda, cervicales, ciática, lumbago, codo de tenista, o hernias discales. Problemas de locomoción, circulación, asma, migrañas, restriñimiento, tartamudez, etc. También reciben clases personas que padecen alteraciones en el carácter: ansiedad, inseguridad, depresión o baja autoestima. Muy a menudo acuden a las clases pacientes derivados de fisio o psicoterapeutas que reciben lecciones como complemento a su terapia.

Quien quiere mejorar una habilidad concreta
Actores, modelos, cantantes, músicos, bailarines, deportistas, jinetes, políticos o conferenciantes que precisan de un control ajustado de su cuerpo para poder ejercer con el máximo rendimiento su actividad, sin que se vean frenados por el exceso de tensión y falta de control y fluidez tanto mental como física.

Quien busca una transformación personal
Con el reciente auge de la psicología humanista y la difusión cada vez mayor de las filosofías orientales se ha producido un cambio acerca de la idea de la indivisibilidad cuerpo-mente y del enfoque que esto representa con respecto al concepto que se tenía tradicionalmente. La Técnica Alexander brinda las herramientas necesarias para adentrarse en ese conocimiento personal por lo que es un instrumento fundamental para los que buscan una transformación hacia el bienestar y la salud.